Amor

Advertencia: así es como los filtros de las redes sociales afectan la autoestima

Según los psicólogos la dismorfia corporal o trastorno dismórfico, es una enfermedad psicológica que se caracteriza por un exceso de preocupación alrededor del cuerpo y de la apariencia física.
jueves, 20 de mayo de 2021 23:40

La persona que lo padece acaba sufriendo una deformación de la imagen corporal que le hace obsesionarse con ello de tal forma que cambia diversos aspectos de su vida para acabar con ello. ¿Te obsesionan “tus defectos físicos”? En MAGA, tomamos la palabra de los profesionales que explican las causas de esto.

La dismorfia corporal, es una enfermedad psicológica diferenciada por un exceso de preocupación alrededor del cuerpo y de la apariencia anatómica. La persona que lo sufre tiene una distorsión de la imagen corporal que le hace obsesionarse con ello al punto en que modifica algunos aspectos de su vida para acabar con ello.

Fuente: Hago mi Tarea-

Una de las principales características la dismorfia, es que los pensamientos respecto al “defecto o ‘complejo” que tiene la persona acaba ocupando mucho de sus pensamientos cotidianos. Terminan teniendo incesantes pensamientos obsesivos sobre cambios estéticos, perder peso, etc.

El trastorno puede presentarse tanto en una dismorfia sólo del rostro como del cuerpo.

Síntomas:

1. Uso de ropa o maquillaje para ocultar ciertos rasgos dismórficos

Buscan ocultar sus supuestos defectos con un exceso de maquillaje o el uso de ropa amplia para que estos pasen inadvertidos delante de los demás.

2. Exceso de importancia a la apariencia

Cuando una persona se mira demasiado al espejo esto puede ser una señal de que está sufriendo una dismorfia corporal. En el espejo no se ven a sí mismos, sino a su imagen mental distorsionada sobre supuestos defectos.

3. Aplicar múltiples tratamientos de cirugía estética

Cuando ello se vuelve una obsesión y se recurre demasiado al quirófano, esto puede acabar siendo un síndrome de belleza irreal. Por lo tanto, termina en una grave distorsión corporal en búsqueda de una perfección irreal.

4. Buscar la constante aprobación de los demás

Este trastorno y su significado suele referirse a una tendencia de la persona que sufre de dismorfia por querer la constante aprobación del entorno. A tal punto que un comentario negativo puede llevar a la persona a perturbarse por el rasgo que se le ha criticado.

Fuente: Código Nuevo

5. Uso excesivo de cremas, dietas o aparatos estéticos

También se refleja en la compra excesiva de cremas, dietas y a recurrir permanentemente a tratamientos “milagrosos” que acaban afectando la economía y también la salud de la persona que lo padece.

Una gran baja autoestima también puede provocar estos problemas corporales. Las redes sociales pueden llegar a provocar un “síndrome de la belleza perfecta” a través del constante bombardeo de imágenes irreales que engañan al cerebro y a nuestra percepción corporal. La dismorfia corporal es una enfermedad que cada vez está más presente en nuestra sociedad debido a la enorme importancia que le damos a la belleza, a lo superficial y a la perfección.

Fuente: S Moda- El País

Cuando una persona tiene una gran preocupación por un rasgo de un cuerpo completamente saludable, esto puede ser una señal de alarma de que hay un problema psicológico. Si tú crees que puedes ser víctima de la dismorfia, sugieren que no dudes en contactar con un psicólogo profesional.

Fuente: Mundopsicologos