Salud mental

7 Señales de que podrías estar padeciendo de fatiga mental

¿Te sientes cansado/a? Cuando la fatiga mental no se toma en serio y se acumula puede conllevar consecuencias graves
martes, 4 de mayo de 2021 20:23

A veces el cansancio mental no se toma en serio y esto puede provocar grandes consecuencias, ¿cierto? La pareja, el trabajo, la organización de actividades, los niños, etc. Todo esto es una buena combinación que hace que las tareas se acumulen y no nos quede el suficiente tiempo para descansar.

Por ello, los expertos de mundo de psicólogos nos explican las 7 señales para detectar si presentas esta condición.

1- Estás torpe: Cometes errores al trabajar, no coordinas bien lo que quieres expresar o físicamente te tropiezas o te caes por falta de equilibrio.

2- Escaso deseo sexual: en el día tu vida está tan llena de obligaciones y tareas que al llegar el momento de la intimidad, privilegias el descanso. Descuidando este aspecto importante de pareja.

3- Dolor de cabeza: no tiene un origen reconocible según los expertos, y aparece en cualquier momento del día.

4- Baja energía: notas que todo te cuesta más, que tu rendimiento en las tareas cotidianas ha disminuido mucho sin causas aparentes.

5-Empiezas a perder las ganas de hacer lo que te gusta: dejas de lado aquellas cosas que te causaban placer, como dibujar, leer o salir a caminar, y no lo has notado.

6-A menudo te enfermas: resfríos, alergias, son síntomas recurrentes de enfermedades debido a la baja en las defensas como consecuencia de la baja energía.

7- Te vuelves irritable con facilidad: de pronto te encuentras discutiendo con un amigo/a o tu pareja, por temas irrelevantes. O te irritan los sonidos fuertes, también es un signo de fatiga mental.

Los expertos en psicología nos enseñan técnicas para superarla

Aprende a delegar: Todos tenemos nuestra forma de hacer las cosas, pero es importante no querer estar controlándolo todo. Cambia esta postura y ábrete a experimentar una salida al cine, un paseo en las mañanas, esto alejará tu mente un tiempo de las responsabilidades diarias.

Deja de presionarte: Ser perfeccionista no es sano crea una insatisfacción crónica. Enfoca tu energía en apreciar los pequeños momentos de felicidad diarios, desde un café hasta las las risas con amigos. Utiliza esos momentos de felicidad para liberar la presión.

Descansa tu mente: establece un horario como en las comidas y desconéctate de tu teléfono. Cada vez que recibas una notificación, no salgas corriendo a revisarla, establece límites.

Practica el dejar ir: ¡Descansa! Las personas que no pueden dejar de pensar o sufren de ansiedad, estrés o culpa no pueden tranquilizar su mente, la meditación es un buen recurso, el mindfulness o yoga. Estas técnicas te permiten tranquilizar la mente, y relajar el cuerpo de tensiones

Pon tu mente en 'standby': La mente necesita dormir para recargar sus baterías. Es preferible que antes de dormir leas un libro a que te pongas a mirar una serie. Establece un tiempo de relajación una hora antes de acostarte. 

Si aún así ves que no puedes controlar la fatiga mental, MAGA te recuerda que puedes pedir ayuda profesional para proporcionarte un espacio y herramientas que te ayuden a superar esta situación.