Crecimiento Personal

No es lo mismo: las diferencias entre “estar ocupada” y ser productiva

Los psicólogos afirman que muchas veces pensamos que quienes dicen estar siempre ocupadas son también altamente efectivas, pero esto no es más que una ilusión. ¡Veamos las diferencias!
jueves, 20 de mayo de 2021 23:40
jueves, 20 de mayo de 2021 23:40

Ser una persona ocupada no necesariamente significa ser productiva. Y ser productiva no necesariamente significa trabajar sin siquiera levantar la cabeza para respirar un poco.

Una persona ocupada:

Tiene más tareas, que metas. Su vida es un sinfín de tareas y obligaciones rutinarias que no tienen un objetivo claro para sí misma, pero que le demandan todo de su tiempo.

Son personas muy preocupadas por el tiempo, en su mente hay tantas tareas por cumplir que pasan a pensar que las horas del día no les van a alcanzar para cumplir con todo.

Eso los lleva a un agotamiento físico y mental y por consecuencia suelen presentar síntomas de ansiedad.

Esto a su vez genera que no se detengan a disfrutar de lo que están haciendo, se ponen en piloto automático a hacer cosas sin pensar. Entonces ante cualquier situación responden rápido sin pensar.

El tener más tareas que metas, hace que la persona se sienta estancada de alguna forma, porque no ha tomado consciencia que todo lo que hace diariamente, no lo/ conduce a ninguna meta u objetivo específico. Por ello vive en la queja constante por el cúmulo de cosas que tiene por hacer.

Las personas productivas:

Son personas enfocadas que organizan sus tiempos y tienen disciplina. Pues pueden establecer el orden de prioridades de cada tarea, y cada una de ellas tiene una meta u objetivo específico.

Son personas que agradecen el éxito de sus tareas o trabajo, valoran su propio esfuerzo y pueden reconocer los motivos por los que están haciendo las cosas.

Esto hace que sean personas que se detienen a pensar antes de responder a cualquier situación o persona. Y a pesar que puede tener muchas obligaciones, también respeta su tiempo personal y le da su espacio.

Son personas que aman lo hacen, ya sean tareas domésticas o de trabajo, lo hacen a consciencia y agradecidos, por ello le ponen amor a cada cosa que realizan.

Estas personas, tienen entonces la capacidad de crecer, no sólo a nivel intelectual, sino como seres humanos en todos los sentidos. La gratitud los acompaña diariamente, agradecen el proceso, agradecen los desafíos y sus logros.

Así es como los psicólogos pueden ayudarte a definir qué tipo de persona eres, y/o puedes elegir ser. Porque también es una cuestión de elección personal.

Entonces, puedes hacer tu elección hoy, establecer una meta en tu vida y disponerte en cada paso, a alcanzar tus metas, agradeciendo el proceso y todos los desafíos que impliquen y también agradeciéndote a ti misma por haber elegido realizar este cambio.

Motívate con esta nota de MAGA, toma los tips de los profesionales psicólogos y sal a la vida a vivir emprendiendo un cambio positivo. ¡Te deseamos una semana muy productiva!

Fuente: @asiseemprende